CAPÍTULO VII VII.- LAS CONJUNCIONES DE LOS DEMÁS PLANETAS


(De Astrologia de Robert Fludd, traduccion Conchita Morera y Mariano Aladrén)

La Conjunción de los demás planetas produce acontecimientos a tener en cuenta, principalmente los de los tres planetas superiores en el mismo Término o la misma Faz, cuando están en aspecto con el Sol.
Es la Gran Conjunción. Anuncia la devastación de los climas, los reinos y las regiones, los cambios que se producirán y diferentes catástrofes. Según la cualidad del Dominante y del Aspecto mismo ( sobretodo cuando el Sol o un planeta inferior les ayuda, lo que no hay que perder nunca de vista ) se juzga si ese acontecimiento es bueno o malo. Si los planetas citados están en conjunción en sus Exaltaciones, presagian tiempo favorable y guerras tumultuosas. Si esta Conjunción se produce en las Caídas y los Detrimentos, denota sequía y esterilidad del suelo, a menos que los planetas sean afortunados. Si la Conjunción tiene lugar en un signo de Fuego, eso significa esterilidad del suelo; en un signo de Agua, abundancia de lluvia; en un signo de Aire, viento; en un signo de Tierra, frío excesivo, nieve y desastres; en un signo masculino, exterminación de animales de ese sexo y en un signo femenino exterminación de los del sexo contrario.
Cabe destacar aquí que las Grandes Conjunciones pueden ser de tres clases:

1º – La de Júpiter y Saturno, considerada como Mayor.
2º – La de Saturno y Marte, considerada como Media.
3º La de Júpiter y Marte, considerada como Menor.

I.- En Conjunción mayor, si Saturno se encuentra en Detrimento habrá presagio de desgracias y tierra estéril en signos secos; en signos de Tierra, hambruna y exterminación de seres del sexo femenino; en signos de Agua, abundancia de lluvias y epidemias.

II.- En Conjunción Media, se producirán guerras y luchas con mayor o menor gravedad en función de que el Señor del Ascendente sea benéfico o maléfico.

III.- En Conjunción Menor, pronostica frío, nieve, lluvia, problemas atmosféricos y guerra, a menos que un planeta benéfico no se interponga en el momento de la Conjunción, ya que de otro modo la situación se agravará. Si esta Conjunción se encuentra en el mismo Tema del año del Ascendente o en cualquiera de los Ángulos, anunciará una revolución, a menos que un planeta benéfico no lo mire.

Regla I.

Un planeta benéfico en conjunción a un maléfico, aumenta su fuerza.
Un planeta maléfico en conjunción con otro maléfico, aumenta el maleficio, a no ser que el más fuerte de los dos se vea favorecido por la Conjunción.
Este es uno de los secretos que los astrónomos no habían divulgado hasta el momento.

Regla II.

Hay que examinar el Ascendente de cualquier Conjunción y buscar el Dominante del Tema entero. Si este último es benéfico, indicará cosas positivas; si es maléfico cosas negativas. Efectivamente, los benéficos indican siempre un crecimiento del bien y los maléficos una disminución del dicho bien.

Regla III.

Cuando la Conjunción se produce en un ángulo del Cielo y principalmente en el Medio Cielo, su significación y la de la parte del signo en que se encuentra se aplican al reinado. Si el signo es benéfico y su Señor es afortunado, habrá indicios de triunfo, estabilidad y seguridad en el trono. Si tienen impedimentos, habrá presagio de muerte del rey y revolución.

Regla IV.

Si cualquier Conjunción Media se produce en signos humanos, como se ha explicado más arriba, presagia abundantes enfermedades.

Regla V.

Una Conjunción que se encuentra en un ángulo del tema del año anuncia reveses de fortuna para los poderosos y los reyes, y numerosas guerras que durarán hasta que una Conjunción parecida vuelva a producirse.

Regla General

Las Conjunciones en signos de Fuego indican esterilidad y sequía del suelo; en signos de Aire, vientos violentos; en signos de Agua, grandes lluvias; en signos de Tierra, heladas y nieve.

La imagen puede contener: texto
Anuncios