CONGRESOS NACIONALES DE ASTROLOGÍA EN ESPAÑA

RECORDANDO LA TRASCENDENCIA DE LOS CONGRESOS NACIONALES DE ASTROLOGÍA EN ESPAÑA.

La imagen puede contener: 3 personas
Anuncios

DE LOS FUNDAMENTOS MUY CIERTOS DE LA ASTROLOGÍA

( Por Johannes Kepler, Traducción Gracentro)

Axioma XL

Además, este poder que da fuerza a los Aspectos no está en los cuerpos celestes mismos. Porque estos Aspectos que hemos estado tratando se dan en la Tierra y son simplemente una relación, no consecuencias formales del movimiento de los cuerpos celestes sino consecuencias de las posiciones accidentales de dos cuerpos celestes en relación a la Tierra. Así, igual que el alma que mueve el cuerpo no está en el objeto sino donde la imagen del objeto es percibida, así es necesario que esta fuerza, que hace efectivos los Aspectos, tenga que ser inherente a todos los cuerpos sublunares y al gran globo de la Tierra misma. Lo cual es decir que toda potencia viva (o animal) es la imagen de Dios geometrizando en la creación, y es puesta en acción por esta Geometría celeste o Armonía de Aspectos.

La imagen puede contener: dibujo

CAPÍTULO VII VII.- LAS CONJUNCIONES DE LOS DEMÁS PLANETAS

(De Astrologia de Robert Fludd, traduccion Conchita Morera y Mariano Aladrén)

La Conjunción de los demás planetas produce acontecimientos a tener en cuenta, principalmente los de los tres planetas superiores en el mismo Término o la misma Faz, cuando están en aspecto con el Sol.
Es la Gran Conjunción. Anuncia la devastación de los climas, los reinos y las regiones, los cambios que se producirán y diferentes catástrofes. Según la cualidad del Dominante y del Aspecto mismo ( sobretodo cuando el Sol o un planeta inferior les ayuda, lo que no hay que perder nunca de vista ) se juzga si ese acontecimiento es bueno o malo. Si los planetas citados están en conjunción en sus Exaltaciones, presagian tiempo favorable y guerras tumultuosas. Si esta Conjunción se produce en las Caídas y los Detrimentos, denota sequía y esterilidad del suelo, a menos que los planetas sean afortunados. Si la Conjunción tiene lugar en un signo de Fuego, eso significa esterilidad del suelo; en un signo de Agua, abundancia de lluvia; en un signo de Aire, viento; en un signo de Tierra, frío excesivo, nieve y desastres; en un signo masculino, exterminación de animales de ese sexo y en un signo femenino exterminación de los del sexo contrario.
Cabe destacar aquí que las Grandes Conjunciones pueden ser de tres clases:

1º – La de Júpiter y Saturno, considerada como Mayor.
2º – La de Saturno y Marte, considerada como Media.
3º La de Júpiter y Marte, considerada como Menor.

I.- En Conjunción mayor, si Saturno se encuentra en Detrimento habrá presagio de desgracias y tierra estéril en signos secos; en signos de Tierra, hambruna y exterminación de seres del sexo femenino; en signos de Agua, abundancia de lluvias y epidemias.

II.- En Conjunción Media, se producirán guerras y luchas con mayor o menor gravedad en función de que el Señor del Ascendente sea benéfico o maléfico.

III.- En Conjunción Menor, pronostica frío, nieve, lluvia, problemas atmosféricos y guerra, a menos que un planeta benéfico no se interponga en el momento de la Conjunción, ya que de otro modo la situación se agravará. Si esta Conjunción se encuentra en el mismo Tema del año del Ascendente o en cualquiera de los Ángulos, anunciará una revolución, a menos que un planeta benéfico no lo mire.

Regla I.

Un planeta benéfico en conjunción a un maléfico, aumenta su fuerza.
Un planeta maléfico en conjunción con otro maléfico, aumenta el maleficio, a no ser que el más fuerte de los dos se vea favorecido por la Conjunción.
Este es uno de los secretos que los astrónomos no habían divulgado hasta el momento.

Regla II.

Hay que examinar el Ascendente de cualquier Conjunción y buscar el Dominante del Tema entero. Si este último es benéfico, indicará cosas positivas; si es maléfico cosas negativas. Efectivamente, los benéficos indican siempre un crecimiento del bien y los maléficos una disminución del dicho bien.

Regla III.

Cuando la Conjunción se produce en un ángulo del Cielo y principalmente en el Medio Cielo, su significación y la de la parte del signo en que se encuentra se aplican al reinado. Si el signo es benéfico y su Señor es afortunado, habrá indicios de triunfo, estabilidad y seguridad en el trono. Si tienen impedimentos, habrá presagio de muerte del rey y revolución.

Regla IV.

Si cualquier Conjunción Media se produce en signos humanos, como se ha explicado más arriba, presagia abundantes enfermedades.

Regla V.

Una Conjunción que se encuentra en un ángulo del tema del año anuncia reveses de fortuna para los poderosos y los reyes, y numerosas guerras que durarán hasta que una Conjunción parecida vuelva a producirse.

Regla General

Las Conjunciones en signos de Fuego indican esterilidad y sequía del suelo; en signos de Aire, vientos violentos; en signos de Agua, grandes lluvias; en signos de Tierra, heladas y nieve.

La imagen puede contener: texto

COMO ENCONTRAR LOS DEMAS SIGNIFICADORES DE LAS CITADAS 12 CASAS

(Juicio de los astros, Dariot. Traducción Conchita Morera Mariano Aladrén)

Habiendo conocido y bien comprendido los primeros significados de las casas previamente expuestos, los demás significados serán fáciles de conocer, ya que contándolos subsecuentemente según el orden natural de los signos, la segunda significa siempre el juicio cierto de la sustancia de la casa precedente, la tercera de los hermanos, la cuarta los padres, la quinta los hijos, la sexta las enfermedades y los servidores, la séptima las mujeres, la octava la muerte, la novena la religión, la décima el reino y las dignidades, la once los amigos y la doce los enemigos ocultos. Esta es la razón por la cual se les ha denominado con estos nombres: Vida, Esperanza, Diosa o Hermanos, Padres, Hijos, Salud o Enfermedad, Matrimonio, Muerte, Religión o Dios, Medio Cielo, Ángel bueno y Ángel malo. Por medio de estos nombres y sus lugares (como testimonia Julio Firmico) podremos juzgar cualquier natividad. Si las observamos diligentemente y miramos cuál es la dominación y disposición de los planetas en ellas, no habrá nada que se resista a la verdad y a dar un juicio acertado. Estos significados no se consideran sólo comenzando por el Ascendente, sino con relación a cualquier casa que se desee, y de ahí, que cada casa podrá tener muchos significados, casi infinitos, de los cuales, para que pueda comprenderse mejor, daré un ejemplo con las dos primeras casas.

De la primera casa
Así, la primera es la segunda de la doce, con lo que significará la sustancia, las riquezas y familiares de los enemigos ocultos. Siendo la tercera de la once, significará los hermanos de los amigos y tendrá otros significados para la once, semejantes a los que la tercera tiene para sí misma. Al ser la cuarta de la décima, domina sobre los padres de los reyes, sobre sus castillos y herencias. En ella juzgamos los hijos de los religiosos, ya que es la quinta de la novena. Domina sobre los servidores y las enfermedades de los familiares y los enemigos públicos, y las mujeres que no conviven con sus maridos, ya que es la sexta de la octava casa, y en cuanto que es la séptima de la séptima, significará las mujeres de los enemigos públicos. Juzgamos también la muerte de nuestros servidores, ya que es la octava de la sexta y la religión de los hijos, al ser la novena de la quinta. Asimismo se juzgan los oficios y dignidades de los padres, en cuanto que es la décima de la cuatro. De forma semejante puede hacerse con los amigos de los hermanos en cuanto que es la casa once de la tres. Finalmente, significa los enemigos ocultos de los ministros y familiares, ya que es la doce de la dos.

De la segunda casa
Por la misma razón, la segunda casa rige los hermanos y hermanas de los enemigos ocultos, en cuanto que es la tercera de la doce y representa los padres de los amigos, al ser la cuatro de la once. De forma semejante representa los hijos de los reyes, ya que es la quinta de la décima. En ella juzgamos los servidores y las enfermedades de los religiosos, en cuanto que es la sexta de la nueve. De ella también se extrae el juicio de las mujeres de los familiares de los enemigos, en cuanto que están en la casa del matrimonio y es la séptima con relación a la ocho. Pero la octava no las significa de su propio y primer significado, en cuanto que es la segunda y sucedente de la séptima, la cual en su propio y primer significado representa las mujeres y los enemigos. También podemos apreciar en ella la muerte de las mujeres, por ser la octava de la séptima. La religión y los viajes largos de los servidores también se conocen a través de ella, ya que es la novena de la sexta. En ella podemos juzgar la dominación o dignidad de los hijos, y en cuanto que es la décima de la quinta y ocupa el decimoprimer lugar de la carta, significa los amigos y la esperanza de los padres. Finalmente, a través de ella se conocen los enemigos ocultos de los hermanos, ya que es la doce de la tres.

De esta misma manera se irán analizando todas las casas. Sin embargo estos significados podrán verse más ampliamente, así como la cuestión de, en qué casa debemos colocar la sustancia de los tíos de la parte del padre. Hay que ver primero, qué casa domina para ellos, lo que podremos averiguar observando cuál de las doce casas es la tercera de la cuarta, ya que la cuarta tiene el significado de los padres, la tercera son los tíos, en cuanto que son los hermanos del padre, y la tercera (como ya se ha explicado) significan los hermanos. Así pues, la sexta, que es la tercera de la cuatro, significará los tíos de la parte del padre y los regirá a ellos, y consecuentemente la séptima, siendo la segunda de la sexta, será su sustancia. Podremos encontrar así otros y muchos significados para cada una de las citadas doce casas. Esto es lo que hará aquél que haya comprendido y retenido bien todo lo que he explicado anteriormente. Por lo que, con el fin de ser breve, pasaré a tratar resumidamente, otras cosas.

No hay texto alternativo automático disponible.

DESCRIPCIÓN DEL MODELO COSMOLÓGICO DE LOS EFECTOS DE LA PROVIDENCIA

(por Pedro Alfonso Astrólogo de Alfonso I el Batalllador Rey de Aragón)

Dicen los filósofos que, puesto que el alma está unida y aglutinada con la materia, lo primero de todo que fué formado y compuesto fué el firmamento mayor, en el cual no hay ninguna estrella, y que hace mover a todos los círculos celestes. Después de él, fue formado el círculo estrellado en el que brillan los doce signos. En tercer lugar se formó el círculo de los astros que conservando su sitio permanecen fijos en sus lugares. En cuarto lugar fue colocado el círculo de Saturno. En quinto lugar el de Júpiter. El sexto lugar lo reclama para sí la espada de Marte. En séptimo lugar brilla el círculo del Sol. El octavo, lo ocupa el planeta de Venus. Mercurio obtuvo el noveno. El décimo lugar da a la luna las partes inferiores. Completados estos círculos todos y con todo lo que en ellos hay, empezó el movimiento circular que se dice simple y perfecto y este movimiento produjo en la materia calor que se difundió por ella y ella lo recibió y de ahí se produjeron los cuatro elementos: fuego, aire, agua y tierra.

Está claro que todo movimiento que procede de algo que se mueve y toda fuerza de cualquier origen cuanto están más próximos de la fuente, tanto más fuerza y fortaleza obtienen y cuanto más lejos de ella están, se vuelven más flojos y débiles. Ya que esto es así, está claro que el calor que procedió del movimiento del firmamento calentó mucho más en los lugares próximos e inflamándose se produjo el fuego, es decir de naturaleza seca y cálida. Aquel calor, se apartó un poco del firmamento y perdiendo algo de su fuerza, se enfrió un poco, se hizo tibio aquí y allá, donde se produjo la naturaleza del aire cálida y húmeda. Todo calor cuando es muy fuerte, seca y abrasa, pero si se enfría hace que la cosa se ablande y se licúe.
Los cuerpos que estaban muy lejos del firmamento, perdiendo casi la relación de fuerza con la raíz, se quedaron fríos y se convirtieron en líquidos y pesados. Y alejándose todavía más del firmamento los mismos cuerpos, fríos por la mucha distancia, se volvieron más fuertes, espesos, congelados y duros. Y se hicieron secos y fríos . Así se formó la tierra seca y fría. Completada de este modo la naturaleza de los elementos los mueve su naturaleza y la fuerza del firmamento para hacer la voluntad y los mandatos de Dios.

Cuando la fuerza del firmamento movió a los elementos entre sí, se juntaron y se mezclaron y de su mezcla, se formaron otros cuerpos menores: inanimados, animados y animales. Los inanimados, como las piedras y los metales, y otros que se contienen dentro de la tierra y que no crecen como la plata viva, el azufre y los demás. Los animados, sin embargo, como los árboles y las yerbas; los animales unos irracionales, como los brutos, y otros racionales, como el hombre, que fue hecho después de todo. Así pues, toda criatura se origina desde el alma universal y termina en el hombre pasando de uno a otro gradualmente. Existen pues el alma y la materia simples productoras de todos los sujetos disponiéndolo la providencia inefable del Sumo Creador. Lo que es inferior a ellas, se sujeta a la voluntad dirigente del de arriba y tiene el oficio doble de ser hecho y hacer. Cada uno de ellos es hecho por su superior y hace al inferior.

El Profeta David lo anunció diciendo: Bendecid al Señor todos sus ejércitos, servidores suyos, que hacéis su voluntad. Bendecid al Señor todas sus obras y en todo lugar de su imperio (SaI103). Aunque estas substancias son diferentes están dirigidas por la divina potencia para que no aparezca entre ellas luchas o desajustes. Lo que en otro lugar testifica David diciendo: Alabado sea el nombre del Señor porque Ello dijo y fueron hechas. Ello mandó y fueron creadas. Las estableció por los siglos de los siglos, puso un mandato y no lo pasarán (SaI148).Cada substancia, con relación a las inferiores, se denomina simple y, con respecto a las superiores, compuesta. El cuerpo humano, que es inferior a todos ya que no hay nada debajo de él por lo cual sería más simple que algo que estuviera debajo, no sin razón se le llama totalmente compuesto y el hombre ha sido hecho totalmente desde lo simple y está compuesto de alma y cuerpo. Dios le ha dotado e iluminado con sabiduría de su propia grandeza, por lo que puede conocer y distinguir todas las cosas.

La especie humana ha sido hecha, pues, entre todas las especies de los animales, la mejor, la más elegante y en todos los aspectos la más valiosa . De donde ha sido llamado, no sin razón, un microcosmos.

MARSILIO FICINO, VIDA Y OBRAS

( tesis de Conchita Morera)

Nacido en Figline Valdarno, Florencia, 19 de octubre de 1433, murió en Careggi, (Florencia), el 1 de octubre de 1499. Fue un sacerdote católico, filólogo, médico y filósofo renacentista italiano, protegido de Cosimo de Médicis y de sus sucesores, incluyendo Lorenzo de Medici “el Magnífico”. Su padre, Diotifeci Ficino, era médico y deseaba que su hijo también lo fuera, y aunque estudió para ello, sin embargo, “su alma llamaba padre a Cosimo de Medici, que era un médico auténtico, y que como Ficino dirá en sus obras, lo había vuelto a engendrar en el espíritu, alejándolo de Galeno y orientándolo a través de Platón hacia la cura de las almas”1. Goivanni Corsi, casi contemporáneo de Ficino, escribe una biografía sobre él donde habla de que siempre mantendrá sus habilidades como médico, y cómo los Medici le consultaban ante culquier problema de salud. Además, al igual que su padre, era generoso y reacio a cobrar a sus pacientes, lo que le hizo vivir momentos de precariedad. Cuidó a sus padres hasta la muerte de éstos y dejó su patrimonio a sus hermanos. A unos de sus sobrinos lo empleo de escribiente, mostrando una generosidad poco corriente en una época donde Florencia estaba gobernada por los Medici, los hombres más ricos de Europa en el siglo XV. Ficino se sentía especialmente ligado a Cosimo que, no sólo fue un hombre exitoso como banquero y comerciante, sino que era un “hombre de visión” lo que le llevó a restablecer en Florencia las glorias del pasado clásico, creando un nuevo Renacimiento, rodeándose de hombres como Donatello, Filippo Lippi (escultor), Fra Angelico y otros.

Defendió a Lorenzo de Medici ante una tentativa de asesinato, pero su relación con él no fue tan armónica como lo había sido con su abuelo Cosimo en cuanto que lo consideraba menos fuerte y más frívolo. Sin embargo, Corsi en su biografía, explica que se fortaleció la relación al final de la vida de Ficino. Un hombre muy querido por los florentinos, a los que amaba y al que la generosidad de Cosimo de Medici, benefició hasta tal punto que le regaló una finca para que pudiera llevar una vida tranquila dedicada a sus prácticas espirituales y donde poder escribir su magna obra.

La formación de Ficino provenía del estudio de los textos peripatéticos, bajo las enseñanzas de su maestro Nicolo Tignosi da Foligno, que era un médico y filósofo aristotélico. Sin embargo, Ficino enseguida mostró un gran interés por la obra de Platón, que él consideró como la encarnación de la divina sabiduría. La lectura de los opúsculos herméticos ocupó gran parte de su formación que luego llevó a su vida y las versiones latinas de éstos fueron muy apreciadas en su época (Siglo XV). En ellos presenta al hombre como un ser excepcional, creado por Dios e imagen viviente de Dios en la tierra, donde se aúnan todas las fuerzas del universo. En su obra, mostraba como utilizar estas fuerzas en provecho propio, que no era otro que el desarrollo del puro amor a través de la sabiduría. Es importante destacar que en el pensamiento de Ficino, filosofar no era la comprensión racional de la experiencia o la invención de instrumentos lógicos o el sentido de comportamiento humano; para él se trataba de que el hombre debía descubrir su propio ser, lo que subyace en él como misterioso y secreto, por medio de una comprensión y sabiduría más allá del saber de la ciencia. Para Ficino, comprender el sentido último de la vida era liberarlo del miedo y la amargura de su condición de ser mortal. De ahí que, en su obra más desarrollada, “la Theologia platónica, sobre la Inmortalidad de las almas” que es su obra maestra, llegue a decir que: “El hombre sería el más desgraciado de los animales que viven sobre la tierra si no pudiese llegar a la certidumbre de su salvación, porque sólo al hombre le ha tocado en suerte, junto con la miseria de su finitud, la angustiosa conciencia de su insuperable limitación Filosóficamente, pretendía una fusión entre cristianismo, platonismo y hermetismo, y esto hizo que tuviera problemas con la Inquisición, que llegó a considerar su pensamiento como un retorno al paganismo y lo mismo sucedió con sus explicaciones astrológicas, que se entendían como una especie de determinismo. Sin embargo, él sólo explicaba estos temas desde la consideración de que la astrología servía para “armonizar” la vida con los cielos desde la perspectiva de la filosofía natural y la observación natural que le acompaña. Para él la única realidad era la consideración del universo como una manifestación del Uno, del Bien, de Dios, En la carta 653 escribe: “Todo el tiempo perseguimos meramente una cosa tras otra, estamos huyendo del Uno mismo, que es todas las cosas. Pero aquél que simplemente busca al Uno miso, en ese Uno pronto lo consigue todo”.

Fue ordenado sacerdote en 1473 y tras una grave enfermedad reconoce en su carta 68 que ya había empezado a escribir su obra, “La Religión Cristiana” y que no volvía a Cristo y María a expensas de Platón, puesto que escribe lo siguiente: “excepto por los autores platónicos, los escritos de los hombres no me ayudaron en nada, pero las obras de Cristo me trajeron mucho más alivio que las palabras de los filósofos”.
Entre sus obras más destacadas se encuentran traducciones del griego al latín de los diálogos de Platón (1484), Plotino (1492), el Corpus hermeticum (1471) y algunos tratados y cartas escritos por el Pseudo Dionisio Areopagita. Los últimos años de su vida los dedicó a escribir un comentario de las Epístolas paulinas, aunque no alcanzó a concluirlo. Así pues, sus obras más destacadas son: Institutiones ad Platonicam disciplinam (1456). De virtutibus moralibus (1457). De quattuor sectis philosophorum (1457). De voluptate (1457-58). De Christiana religione et fidei pietate (1474). Theologia platonica de immortalitate animorum (1474). Liber de Sole (edición de Conchita Morera, Zaragoza 2008). In Epistolas Pauli commentaria (1491). De Amore. Commentarium in Convivium Platonis (según el manuscrito usado para la edición castellana de Tecnos, traducido por De la Villa Ardura, Rocio, Madrid 1594). De vita libri tres, que contiene: De vita sana, De vita longa y De vita coelitus comparanda (1489).

La imagen puede contener: 1 persona, texto

II.-UTILIDAD Y NECESIDAD DE EXAMINAR LAS ELECCIONES EN COMPARACIÓN CON LOS TEMAS NATALES

(DE ASTROLOGÏA DE ROBERT FLUDD Traducción Conchita Morera y Mariano Aladrén)

La simple constatación de los acontecimientos da razón de la necesidad de estudiar los temas de natividad teniendo en cuenta las Elecciones. En efecto, vemos a menudo como alguien emprende un trabajo sin un buen aspecto celeste y no se le produce ningún prejuicio ni preocupación; mientras que otro cielo,- mucho más favorable en general – puede ser maléfico para este individuo, y todo porque el Ascendente de la Elección contraría el Ascendente de la natividad.

En este asunto, soy contrario a aquellos que sostienen que las Elecciones pueden tomarse sin tener en cuenta el tema de la natividad: afirmo enérgicamente que ninguna Elección puede interpretarse sin compararla con el tema natal, excepto en algunos casos médicos. Vemos en efecto, algunos traficantes embarcarse a la vez, y a la misma hora en la misma barca para volver a su casa, y unos vuelven enriquecidos y con beneficios, y otros con pérdidas, preocupados y arruinados; y este hecho sólo puede comprenderse admitiendo las diferencias entre los diferentes temas radicales de las natividades. Éste debe ser un axioma en Astrología, que una buena oportunidad no puede separar el mal anunciado por un astro en el tema radical, de la natividad.

Regla I.

Una Elección es eficaz cuando los Significadores del tema radical ayudan a la buena disposición de esta Elección.

La imagen puede contener: texto